Publicidad

Varios venezolanos increpan a Pablo Iglesias mientras comía en un restaurante en Madrid recordándole que en su país se mueren de hambre. Se lo gritaron hasta en ocho ocasiones. Los escoltas del líder de Podemos evitaron que el hombre se acercarse a la mesa desde la que Iglesias e Irene Montero observaban la situación.

En Twitter, Pablo Iglesias ha respondido a lo ocurrido diciendo que "recibir insultos va en el cargo". Pero critica al Partido Popular de Madrid por alentar estas actitudes tras compartirlo en redes sociales. Lo mismo que opina Irene Montero que reprocha el "decoro parlamentario" del PP, sin pronunciarse sobre los gritos del ciudadano venezolano.

Varios venezolanos increpan a Pablo Iglesias mientras comía en un restaurante en Madrid recordándole que en su país se mueren de hambre. Se lo gritaron hasta en ocho ocasiones. Los escoltas del líder de Podemos evitaron que el hombre se acercarse a la mesa desde la que Iglesias e Irene Montero observaban la situación.

En Twitter, Pablo Iglesias ha respondido a lo ocurrido diciendo que "recibir insultos va en el cargo". Pero critica al Partido Popular de Madrid por alentar estas actitudes tras compartirlo en redes sociales. Lo mismo que opina Irene Montero que reprocha el "decoro parlamentario" del PP, sin pronunciarse sobre los gritos del ciudadano venezolano.

Publicidad