La toma de posesión de los nuevos concejales ha dejado imágenes curiosas como esta en Orihuela.

Un concejal de Vox juró el cargo con un gran crucifijo en la mano. Dijo que acataba el Estatuto de autonomía contra su conciencia