Ley Inteligencia Artificial

UGT urge a acelerar la Ley europea de Inteligencia Artificial para evitar despidos por algoritmos

Cada vez más, las empresas utilizan la inteligencia artificial para encargarse de las gestiones de recursos humanos, sin embargo los sindicados piden poner límites a las herramientas informáticas que atentan "contra derechos fundamentales de las personas trabajadoras".

UGT urge a acelerar la Ley europea de Inteligencia Artificial para evitar despidos por algoritmos

Publicidad

Cada vez más empresas utilizan sistemas de inteligencia artificial (IA) para la gestión de sus recursos humanos, y su uso se ha generalizando en la selección de personal, tanto a la hora de la contratación. Pero estas herramientas de última generación también puede servir al empresario para decidir la promoción profesional, el salario a percibir, la aplicación del régimen disciplinario a su plantilla y, finalmente, los despidos.

En España, cada vez más las empresas están dejando en manos de un algoritmo la decisión de un despido, por ello, el sindicado Unión General de Trabajadores y Trabajadoras (UGT) advierte de que la proliferación de despidos realizados por algoritmos demuestra la necesidad de acelerar una Ley europea sobre Inteligencia Artificial (IA) que acote, regule y disuada de estas prácticas a pesar de que se trate de prácticas vetadas por el Reglamento General de Protección de Datos.

UGT denuncia que las empresas ignoran "intencionalmente esta prohibición, desafiando nuestras leyes y los legítimos derechos de las personas trabajadoras". Dice el sindicato que así "los algoritmos dejarán de ser elementos opacos, cajas negras donde ocultar decisiones caprichosas, ofensivas o discriminatorias y el funcionamiento de la IA estará, obligatoriamente, vertebrado por la transparencia".

El pasado 21 de abril la Comisión Europea (CE) presentó su propuesta para promulgar una Ley de Inteligencia Artificial, que regulará el funcionamiento de los algoritmos y la IA en las relaciones laborales. En consecuencia, todas las empresas deberán cumplir unos requisitos antes, durante y después de la puesta en marcha de algoritmos laborales.

Publicidad