Publicidad

Huelga Álava

Trece ertzainas heridos y dos detenidos en la huelga de los trabajadores de Tubacex contra los despidos

Las protestas de los empleados de Tubacex contra los despidos y el ERE han desencadenado enfrentamientos con la Ertzaintza en la planta de Llodio, en Álava.

La huelga de los trabajadores de Tubacex contra los 150 despidos anunciados por la empresa ha desencadenado momentos de tensión en la sentada este martes en Llodio, en Álava, con 13 ertzainas heridos y dos personas detenidas.

Según el Departamento de Seguridad vasco, 13 agentes han resultado contusionados durante los incidentes en la planta Tubacex en Álava.

Además, los arrestados han sido acusados por un presunto delito de atentado contra agentes de la Autoridad tras agredir a varios ertzainas.

Piquetes e incidentes en la planta de Llodio

Los incidentes han empezado cuando los autobuses que trasladan a los empleados a la planta de Llodio entraban en el parking de la fábrica de Tubacex a primera hora de la mañana.

Un piquete ha impedido su acceso a la fábrica y la manifestación ha terminado con enfrentamientos entre agentes de la Ertzaintza y empleados.

Según el Departamento de Seguridad, los agentes de Álava han pedido a los manifestantes que se apartaran de la vía, pero han hecho "caso omiso". Además, han lanzado petardos y agredido a los ertzainas.

En un primer momento se ha identificado a seis personas, aunque las autoridades han desmentido este dato momentos después. El dispositivo policial se ha mantenido a lo largo de la mañana para evitar más incidentes.

Tubacex condena los incidentes por los 150 despidos

La empresa anunció a principios de febrero el despido de 150 personas y la presentación de un ERE que afectará a 115 trabajadores de las plantas de Llodio y Amurrio, y a 35 de la planta de Aceralava. Desde entonces, el comité de trabajadores y los sindicatos han convocado varias movilizaciones y huelgas.

La protesta de los trabajadores no ha sentado bien en la dirección de Tubacex, que ha expresado su "más absoluta condena y rechazo" a los sucesos.

En un comunicado, la empresa ha condenado la "violencia" que se ha vivido durante la mañana de este martes en la fábrica.

Publicidad