El magistrado que instruye el caso a raíz de una denuncia de la Fiscalía ha decidido procesar al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Da diez días a las partes para que soliciten la apertura del juicio oral formulando escrito de acusación o solicitando el archivo de la causa, tras concluir que existen indicios de que pudo cometer un delito de desobediencia o, alternativamente, de un delito de denegación de auxilio.

Torra declaró a mediados de mayo durante unos 45 minutos ante el TSJC por esta causa, donde fue acompañado de sus abogados Gonzalo Boye y Jaume Alonso-Cuevillas.