120.00

Publicidad

Coronavirus

Aplazadas las elecciones en el País Vasco por el coronavirus

Las elecciones vascas 2020 se celebrarán el primer día que sea posible tras la crisis del coronavirus. Parecida decisión se espera en Galicia.

Los partidos vascos han decidido aplazar las elecciones en el País Vasco previstas para el 5 de abril. El documento acordado por los partidos dice que "la nueva convocatoria se reactivará una vez levantada la declaración de emergencia sanitaria y el estado de alarma por el coronavirus. Se realizará de forma inmediata y por decreto del lehendakari", es decir, serían "el primer domingo que sea posible".

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha reunido con todos los partidos vascos en Lehendakaritza, para abordar esta cuestión ante la evolución del coronavirus. EH Bildu y Elkarrekin Podemos han sido las formaciones que adelantaron su posición y han pedido aplazar las elecciones vascas. Este encuentro se ha celebrado tras la reunión por videoconferencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos. Precisamente, Sánchez se mostraba favorable a suspender las elecciones tanto en Euskadi como en Galicia, previstas para el mismo día, aunque dejaba la decisión en manos de sus presidentes.

¿Y Galicia?

La misma reunión se produce en Galicia. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, proclamó que "en este momento no se reúnen las garantías para poder celebrar elecciones" gallegas ni se puede "concretar en qué momento podrían reunirse el cien por cien". Por ello, tras remarcar que están "fuera" de su agenda y las ve "secundarias", ha asegurado que considera "lógico" que, "si no hay el cien por cien de garantías" para votar, no se celebren los comicios del 5 de abril. "Dije y reitero que las elecciones ya no forman parte de la agenda del Gobierno. Y hoy lo reitero, si cabe, con más énfasis. No forman parte, en ningún caso, de la agenda del Gobierno. Las elecciones son secundarias y todo el Gobierno está en otra cosa", ha sentenciado el presidente.

Publicidad