Opinión

Susanna Griso: ¿Será la directora del CNI una cabeza servida en bandeja de plata al independentismo?

La presentadora de Espejo Público se pregunta si la decisión del Gobierno de hacer público que Pedro Sánchez fue espiado con Pegasus es un ejercicio de transparencia o "necesidad de apaciguar a los socios independentistas". Además, cree que nunca se sabrá quién está detrás de estas infiltraciones.

Publicidad

Pedro Sánchez no es el primer presidente en ser espiado, pero sí el primero que lo airea públicamente ¿Ejercicio de transparencia, como dice el Gobierno, o necesidad de apaciguar a los socios independentistas, como esgrime la oposición?

No ha querido entrar Felipe González a valorar este asunto. Solo se ha limitado a decir que espiar se ha espiado siempre. La diferencia, dice, es que los métodos ahora son mucho más sofisticados.

Asistimos a un divorcio que puede tener un chivo expiatorio

Pedro Sánchez fue hackeado dos días después del asalto a Ceuta. ¿Cabe pensar que el ataque procedió de Rabat? Posiblemente nunca tendremos la respuesta. Ahora bien, sabemos hoy que Pegasus no se detecta en un barrido normal, rutinario. Hay que ir a buscarlo con un software específico y para eso hay que entregar el teléfono, como hizo la ministra Robles el pasado viernes. Fue ella quien alertó al presidente del Gobierno y a partir de ahí, Pedro Sánchez pidió que analizaran su dispositivo.

La competencia sobre la seguridad de las comunicaciones del Gobierno depende de Presidencia (Félix Bolaños) y no de Defensa, por cierto. Y a nadie se le escapa que asistimos a un divorcio que puede tener un chivo expiatorio: Paz Esteban, la directora del CNI. ¿Puede ser una cabeza servida en bandeja de plata al independentismo catalán cuando peligra el apoyo de ERC en lo que queda de legislatura? Pronto saldremos de dudas.

Publicidad