Publicidad

ENTREVISTA EN ESPEJO PÚBLICO

Susanna Griso, a la alcaldesa de Calella: "No hay derecho a que los políticos nos hagan esto"

"Les pido que tengan en cuenta al eslabón más débil, el votante de buena fe. No podemos poner a la población civil en una situación tan complicada", ha dicho Susanna Griso a Montserrat Candini, alcaldesa del PDeCAT de Calella del Mar.

antena3.com | Madrid
| 03.10.2017 11:37

Susanna Griso ha pedido en una entrevista que realizaba a la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini (PDeCAT), "serenidad a los políticos". La conductora del programa matinal ha apelado a la "responsabilidad" de las autoridades ante la situación que vive Cataluña desde el referéndum ilegal del pasado domingo.

En su opinión, "se ha puesto en una situación de tensión a personas de buena fe que acuden a votar en un referéndum porque consideran que se ampara en la Constitución catalana como ustedes nos han hecho creer".

Candini ha explicado que la relación de la Generalitat con el Gobierno central es como un "matrimonio", y cuando a uno le dicen hasta 18 veces que 'no', decide actuar por su propia cuenta. No obstante, Griso ha tachado de "irresponsabilidad" el "pretender convocar un referéndum suspendido por el TC y al que desde Madrid, Mariano Rajoy había prometido que no se iba a producir".

"Les pido que tengan en cuenta al eslabón más débil, el votante de buena fe. No les podemos poner en una situación así, no hay derecho a que los políticos nos hagan esto a la gente de a pie", ha dicho Susanna Griso a la alcaldesa. "No se da cuenta de lo que está pasando en los colegios, esto es impresentable, no hay derecho a que nos hagan esto. No podemos poner a la población civil en una situación tan complicada, no sólo por el referéndum sino también por las actuaciones unilaterales de la Generalitat", ha añadido.

La respuesta de la alcaldesa es que no están actuando de modo unilateral, sino amparados por la Ley del Referéndum y la Ley de Transitoriedad.

Por último, Griso cree que "la actuación violenta sobraba" pero explica que no acusa a "los policías, que cumplían órdenes", sino "a los responsables políticos que montaron un dispositivo que fue un auténtico desastre". "Ir a por los peones me parece muy cobarde", concluye.

Publicidad