Santiago Abascal, este miércoles en Sevilla.

Publicidad

Vox

La Subdelegación del Gobierno abre expediente al promotor de la "concentración" de Vox en Sevilla al "no comunicarla en tiempo y forma"

El pasado miércoles Vox Sevilla organizó un mitín en la Plaza Nueva de Sevilla en la que se reunieron más de 100 personas. La Policía tuvo que intervenir. Abascal acusó al Gobierno de dar órdenes "ilegales a la Policía".

Santiago Abascal, presidente de Vox, dio una rueda de prensa en Sevilla en la Plaza Nueva y terminó convirtiéndose en una convocatoria a medios de comunicación en un mítin con la participación de centenares de personas.

La Policía nacional impidió que el asunto se fuera de las manos, acordonó la plaza y expulsó a los participantes. Abascal, poco después, acusó al Gobierno de dar órdenes "ilegales a la Policía".

Dos días después, la Subdelegación del Gobierno en Sevilla ha decidido instruir un expediente sancionador contra el portavoz de Vox en Dos Hermanas, Sevilla, y asesor de la formación en la Diputación, Adrián Trashorras por "no haber comunicado la decisión de que se celebrara un mítin en tiempo y en forma".

"La rueda de prensa comunicada terminó juntando a más de 100 personas, lo que supone una concentración de la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del Derecho de Reunión, y, en consecuencia, se debió de comunicar conforme a dicha Ley, y no como una rueda de prensa".

La Delegación y el Ayuntamiento explicaron que el acto no tenía ningún tipo de autirización y la Policía Nacional y la Policía Local tuvieron que intervenir para crear un cordón y evitar que se incumplieran las medidas sanitarias.

El Ayuntamiento de Sevilla aseguró que Vox tampoco habría cumplido con los plazos ni el modo de tramitación habitual para este tipo de actos con esta administración.

Publicidad