120.00

Publicidad

Investigación

Silencio en la Casa del Rey sobre las investigaciones a don Juan Carlos

No hay ninguna reacción en La Zarzuela sobre el paso de las investigaciones sobre don Juan Carlos a la fiscalía del Tribunal Supremo. Solo se recuerda que Felipe VI renunció a cualquier herencia que le pudiera corresponder de su padre.

La Zarzuela guarda silencio sobre el rey emérito y las investigaciones que iniciará la fiscalía del Tribunal Supremo sobre las acusaciones de cobro de comisiones en el contrato con Arabia saudí para del tren de alta velocidad a La Meca. Su sucesor, Felipe VI sigue con sus compromisos, por ejemplo en las últimas horas se ha reunido con representantes de la Fundación Sociedad y Empresa Responsable.

La Casa del Rey remite al mensaje del 15 de marzo, en el que Felipe VI renunció a la herencia de don Juan Carlos, en el que recordaba su discurso de proclamación ante las Cortes en 2014, "la Corona debe [...] preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente" y quería que se supiera que había comunicado a su padre: “su decisión de renunciar a la herencia que personalmente le pudiera corresponder, así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona".

También el Gobierno

El Gobierno, que dice que la fiscalía actúa independientemente, ha soslayado las opiniones expresadas por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ahora vicepresidente de Derechos Sociales, cuestionando el papel de la Monarquía y ha subrayado que todos los ministros, y también él, prometieron lealtad al Rey cuando tomaron posesión de sus cargos el pasado enero. De esta forma responde a diversas preguntas presentadas por varios diputados del PP que querían saber si el ejecutivo apoyaba o reprobaba las declaraciones de Iglesias sobre la Jefatura del Estado, apostando por la República y cuestionando la utilidad de la Monarquía.

Publicidad