Publicidad

Ruptura pactos PP-Cs

Sánchez analiza con la cúpula del PSOE el viraje de Cs y el tablero político en Madrid, Murcia y Castilla y León

El presidente se ha reunido con la cúpula del PSOE durante tres horas para analizar la tormenta política tras la ruptura de pactos de gobierno entre el PP y Cs en Murcia y Madrid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha analizado este miércoles el nuevo tablero político tras el terremoto desatado en las comunidades gobernadas por el Partido Popular y Ciudadanos.

A lo largo de tres horas, Sánchez ha abordado la nueva situación política en Murcia, que verá caer al Gobierno liderado por el PP tras las dos mociones presentadas por Cs y PSOE; Madrid, donde la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha convocado elecciones adelantadas; y Castilla y León, donde los socialistas han presentado una moción de censura para evitar un nuevo adelanto electoral si se rompe la coalición de Gobierno.

Sánchez se ha reunido con el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, el secretario ejecutivo de Coordinación Territorial, Santos Cerdán, y la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra.

Ábalos tenía previsto comparecer este miércoles, pero finalmente el PSOE ha cancelado la rueda de prensa para ceder el protagonismo a los socialistas de Madrid.

Tormenta política en España

La presentación de las dos mociones de censura en Murcia ha sacudido la política española a nivel autonómico.

En una mañana frenética, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha roto con su coalición con Ciudadanos y ha anunciado la convocatoria de elecciones anticipadas. Sin embargo, no está claro que su estrategia prospere, puesto que la Asamblea de Madrid ha admitido las dos mociones de censura presentadas por el PSOE y Más País y no se pueden adelantar elecciones en este supuesto. En cualquier caso, será el debate jurídico el que esclarezca el futuro político de este territorio.

Paralelamente, los socialistas de Castilla y León han presentado otra moción de censura en la comunidad precisamente para evitar que la Junta imite la estrategia de Díaz Ayuso.

Publicidad