El ministro de Sanidad, Salvador Illa

Publicidad

Coronavirus

Salvador Illa, sobre el estado de alarma en Madrid: "Nuestro deber era intentar ir juntos y cuando no ha sido posible, hemos actuado"

Salvador Illa ha asegurado que hay que doblar la curva de forma contundente en Madrid para poder situarse en niveles que permitan tener la tranquilidad de que si hay un brote de coronavirus se puede actuar rápido.

Este viernes el Gobierno decretó el estado de alarma en Madrid para poder mantener el confinamiento perimetral, al negarse la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, a pactar una fórmula legal que preservara el cierre ordenado por el Ministerio de Sanidad.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, acusó este viernes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de "no hacer nada" para contener y revertir la transmisión comunitaria de coronavirus que hay en Madrid, y ha dicho que "la paciencia tiene un límite".

En una entrevista para 'InfoLibre', el ministro ha explicado que "Madrid requería una actuación muy contundente, no ha habido ni la determinación ni la prontitud necesarias", por ello han tomado la decisión de decretar el estado de alarma en la Comunidad.

Illa no ha querido entrar a valorar el comportamiento de Ayuso sobre la gestión del coronavirus y ha asegurado que han actuado "guiados por el objetivo de proteger la salud de los madrileños y los españoles".

En ese sentido ha aseverado que "el Gobierno de España ha actuado siempre con coherencia, con lealtad institucional, buscando la cooperación y la colaboración, ahora sí, defendiendo la salud de los madrileños y los españoles".

Preguntado por si se arrepiente de no haber actuado antes ha dejado claro que "Nuestro deber era intentar ir juntos y cuando no ha sido posible, hemos actuado".

Illa espera que España pueda contar con una vacuna antes de finales de año y ha revelado que "hay ya dos contratos firmados y se está trabajando en los otros cinco, como mínimo, y se ha decidido repartir la vacuna con criterios de equidad entre todos los países.

El ministro ha lamentado que "tal como están las cosas, pues todo pinta que no, que no vamos a poder" celebrar las comidas y cenas familiares en Navidad. "En las navidades tendremos que adaptarnos a un virus que estará entre nosotros", ha concluido.

Publicidad