61

Publicidad

Partido Popular

La ruptura de Pablo Casado con la sede nacional de Génova, punto y final a 38 años de historia del Partido Popular

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha anunciado que la formación abandonará la sede nacional de Génova 13. Durante 38 años, el edificio ha sido testigo de las luces y sombras del partido.

La decisión del líder del PP, Pablo Casado, de abandonar la sede de Génova 13 supone una ruptura drástica con 38 años de historia del partido.

La actual sede nacional del PP está ubicada en un antiguo convento de las monjas Salesas, construido en 1974 y que durante diez años fue utilizado para actividad comercial.

El Partido Popular ocupa el edificio situado en el número 13 de la calle Génova de Madrid, cerca de la plaza de Colón, desde 1983. Entonces, la Alianza Popular liderada por Manuel Fraga alquiló el inmueble tras los buenos resultados electorales de 1982 y trasladó la central que ocupaba en la calle de Silva, también en el centro de Madrid. Fue en 2006 cuando el PP compró el edificio a Mapfre por un valor de 27 millones de euros.

El edificio cuenta con siete plantas y tres sótanos que ocupan casi 7.000 metros cuadrados que ahora lastran a la nueva dirección del partido por la corrupción.

Génova 13, testigo de las luces y sombras del PP

La sede sita en Génova 13 forma parte de la historia reciente del PP. Sus salas y balcones han sido testigos de las mayorías absolutas de José María Aznar o Mariano Rajoy, también de los despistes del último expresidente 'popular'.

Pero sus puertas también han protagonizado los momentos más oscuros del partido. Del atentado contra la fachada en 2014, a las manifestaciones o los registros judiciales de material por los casos de corrupción del partido, Génova 13 no es solo historia: representa las luces y las sombras del Partido Popular.

Y desde hace unos años, la actual sede del PP tiene poco que celebrar. Con la marcha de Rajoy, Pablo Casado se instaló en su despacho de la séptima planta, a solo un piso de donde estuvo trabajando el extesorero Luis Bárcenas, cuyos papeles sobre la financiación de la reforma han supuesto la ruptura definitiva de Casado con el edificio.

Adiós definitivo por el 'caso Bárcenas'

La Audiencia Nacional está juzgando el presunto pago en negro de la reforma de Génova 13, un coste valorado en 888.000 euros que presuntamente provenían de la caja B del partido. Los cálculos ya han comenzado: según Idealista, el Partido Popular podría cobrar hasta 36 millones de euros por su venta, o hasta 160.000 euros al mes si lo alquila.

Ya en 2018, Soraya Sáenz de Santamaría planteó la mudanza de la sede 'popular', pero Casado no estuvo de acuerdo. Pero ahora sí, porque los cimientos de Génova 13 soportan demasiado peso judicial.

El testimonio de Luis Bárcenas en el juicio que comenzó el 8 de febrero ha sido la principal razón para decir adiós a este emblemático edificio 'popular', según ha anunciado Pablo Casado. "No podemos estar en una sede que se está investigando", ha reconocido. Y una vez completa la mudanza, Génova 13 pasará a esa historia de la que el Partido Popular trata de escapar lo antes posible.

Publicidad