28.010500

Publicidad

Rodrigo Rato

Rodrigo Rato consigue el tercer grado por las tarjetas black y saldrá de la cárcel los fines de semana tras ser absuelto en el caso Bankia

El Juez de Vigilancia Penitenciaria ha concedido a Rodrigo Rato el tercer grado penitenciario. Podrá dormir en su casa de viernes a domingo.

Semana crucial para el futuro de Rodrigo Rato. El martes la Audiencia Nacional le absolvía junto a los otros 33 acusados en el caso Bankia que juzgaba la salida a bolsa de la entidad finaciera. Este viernes el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria ha decidido concederle el tercer grado.

Podrá pasar en casa los fines de semana

El exvicepresidente del Gobierno, exdirector del FMI y expresidente de Bankia ha conseguido el tercer grado penitenciario para salir de la cárcel -donde cumple condena por las tarjetas black- de viernes a domingo.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha concedido esta progresión mediante control telemático. Rato deberá llevar por tanto una pulsera telemática que registre sus movimientos en cumplimiento del artículo 86.4 del Reglamento Penitenciario.

Rato tenía informes positivos del equipo de la cárcel

El magistrado José Luis Castro apunta en su auto que la propia Junta de Tratamiento de la cárcel de 'Madrid V' ha propuesto por mayoría la progresión del interno al tercer grado. Entiende que Rato está capacitado para seguir cumpliendo su condena en un régimen de semilibertad. Así lo afirman los informes emitidos por los profesiones del equipo técnico del centro penitenciario.

En el auto tiene en cuenta que Rato ha venido disfrutando de permisos de salida sin incidencia negativa alguna. Es decir que tiene un pronóstico de reincidencia bajo. Y señala que Rato ha asumido la responsabilidad pecuniaria derivada de su condena por las “tarjetas black” de 4 años y medio de cárcel. Abonó tanto la multa como la responsabilidad civil directa y subsidiaria.

El juez tiene en cuenta su "avanzada edad"

Rato, según el juez, cumple todos los requisitos para conseguir el tercer grado y a ello le suma la avanzada edad del reo que ya tiene 71 años. Y explica que su edad ya le permitiría, si se dan los requisitos legales, obtener la libertad condicional por esta causa, así como por las enfermedades coronarias que padece.

Publicidad