Los Reyes eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, han llegado este sábado a las 11.00 horas a la capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso de los Diputados para trasladar el pésame a la familia y al PSOE, como hicieron el viernes Don Felipe y Doña Letizia.

A su llegada a la Cámara Baja, han salido a recibirles el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quienes, como ya hicieran el viernes, han permanecido en todo momento en el velatorio.

En el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara, los reyes eméritos han dado el pésame en primer lugar a la viuda, Pilar Goyo, y a continuación han permanecido de pie unos instantes ante el féretro despidiéndose de quien tuvo un papel trascendental, junto al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en preparar el procedimiento legislativo para llevar a cabo la abdicación del Rey Juan Carlos.

Los Reyes han trasladado el pésame al resto de familiares y allegados más próximos a la familia, como el exsecretario de Estado de Deporte Jaime Lissavetzky, amigo íntimo de Rubalcaba. A continuación, se han dirigido a los representantes del PSOE presentes en el velatorio para trasladarles a ellos también el pésame por la pérdida de su compañero.

También te puede interesar...

Sánchez cita a Azaña para recordar a Rubalcaba: "Se entregó en cuerpo y alma para hacer un país mejor"

Autoridades y familiares despiden a Rubalcaba en el Congreso