120.00

Publicidad

Coronavirus

Los Reyes llegan a Cantabria y son recibidos con una jota montañesa y un cencerro como regalo

Los Reyes han visitado Cantabria en su gira de solidaridad y apoyo tras la etapa más dura de impacto del coronavirus.

Los reyes visitan Cantabria en la penúltima parada de su gira por las comunidades autónomas, centrada en el apoyo y reconocimiento al sector de la ganadería y la pesca por la labor que hicieron durante el confinamiento por el coronavirus. Don Felipe y doña Letizia, que concluirán su recorrido por toda España en Asturias, visitan el Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega y el puerto pesquero de Santoña.

Han comenzado su visita en el Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega, donde han sido recibidos por el presidente de la comunidad, Miguel Ángel Revilla, y con una jota montañesa de bienvenida. Revilla ha saludado con el codo a don Felipe y doña Letizia y han intercambiado unas primeras palabras.

La Agrupación de Danzas Virgen de las Nieves de Tanos de Torrelavega ha dedicado a la pareja real una jota montañesa como saludo, interpretada con tambor, pito montañés y castañuelas. Los reyes, protegidos con mascarilla, han saludado con distancia a las autoridades antes de adentrarse en el ferial.

Ha habido otro grupo, integrado por una veintena de personas, que han exhibido enseñas republicanas y gritado "¡Borbones fuera! y ¡Borbones, a los tiburones!".

Apoyo a la ganadería y a la pesca

Les acompaña el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, entre otras autoridades. La primera parada en el mercado torrelaveguense, para recorrer el ferial y mantener una reunión con representantes del sector primario y responsables del mercado, que reabrió a comienzos de junio después de más de dos meses de cierre por el estado de alarma. Posteriormente, a Santoña, para visitar el puerto pesquero y la fábrica de conservas El Consorcio. Es la tercera vez que don Felipe y doña Letizia viajan a Cantabria desde que son reyes, después de que lo hicieran en el verano de 2017 primero para inaugurar el Centro Botín y, semanas después, visitar el Monasterio de Santo Toribio con motivo del año lebaniego.

Publicidad