La campaña y la tensión política en Cataluña amenazan con marcar la inauguración del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, donde van a coincidir el Rey, el presidente del Gobierno en funciones y el presidente de la Generalitat. .

La última vez que coincidieron fue en la apertura del Mobile World Congress, el pasado febrero. Entonce Torra esquivó cualquier imagen de acercamiento a Felipe VI.

El presidente catalán evitó saludarlo en la cena de bienvenida, mantuvo la distancia durante el recorrido inaugural e incluso se ausentó cuando la comitiva iba a pasar por el pabellón de España.

El rey estuvo acompañado entonces por Pedro Sánchez, quien volverá a hacerlo este viernes en la inauguración del Salón del Automóvil junto a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Además, será la primera ocasión en que tanto Felipe VI como Sánchez viajen a Cataluña tras las elecciones generales del pasado 28 de abril.

El hecho de que este viernes haya comenzado la campaña de otros comicios, los municipales, autonómicos y europeos, condiciona también el desarrollo de la inauguración del Salón del Automóvil. Por ese motivo no habrá intervención del rey ni de ningún cargo político en el almuerzo que mantendrán las autoridades con representantes de las entidades organizadoras de la feria.

Sólo tomarán la palabra el presidente del Salón, Enrique Lacalle; el de la Fira de Barcelona, Pau Relat; y el de la patronal Anfac, José Vicente de los Mozos. Tras el almuerzo habrá un recorrido por los expositores del Salón con la comitiva organizadora de una de las ferias más importantes de la industria automovilística y que en esta edición cumple cien años.

Los 150.000 metros cuadrados del Automobile acogerán más de 40 marcas, un 50 por ciento más que en la anterior edición, la de 2017, ya que el salón se celebra cada dos años.

Te puede interesar también....

Salón del Automóvil de Barcelona: para conductores del futuro