Publicidad

Divorcio reyes

El rey Juan Carlos I consultó la posibilidad de divorciarse de la reina Sofía para casarse con Corinna Larsen

El rey Juan Carlos I, se cree que pudo consultar a abogados especializados en divorcios para poner fin a su matrimonio con la reina Sofía y poder casarse con su amante, Corinna Larsen.

El rey Juan Carlos I consultó con abogados especializados, la posibilidad de divorciarse de la reina Sofía para casarse con su amante Corinna Larsen. Aunque finalmente el rey abdicó y cedió el trono a su hijo.

Se conoce, por declaraciones a la BBC, que el rey Juan Carlos I había anunciado al padre de Corinna Larsen, que le iba a pedir la mano a su hija. Pero el padre de Larsen, Finn Bönning Larsen, ya ha fallecido, por lo que solo puede certificar este hecho el rey Juan Carlos.

Sin embargo, según narra 'El País', era la divorciada Corinna Larsen la que presionaba al rey para que rompiera su matrimonio con la reina Sofía y formalizaran su relación.

Una persona con responsabilidades en los gobiernos reconoce que Juan Carlos I estaba totalmente entregado a Corinna y hacía planes para pasar el resto de su vida con ella. Tanto, que se cree que el dinero que le traspasó, los 65 millones de euros, fue para pagar su futura convivencia.

Las mismas fuentes sostienen que el rey Juan Carlos I pudo consultar con un despacho de abogados especializado en divorcios la posibilidad de poner fin a su matrimonio de más de 40 años con la reina Sofía, para que Corinna Larsen se pudiera convertir en la nueva reina de España.

Este suceso hizo que se tratara como "una cuestión de Estado" durante el Gobierno de Zapatero y Mariano Rajoy. Finalmente, el rey Juan Carlos I abdicó y cedió el trono a su hijo, el rey Felipe VI, en el año 2014. Después de dejar de ser jefe del Estado, se rompió la relación entre Corinna y el rey emérito, iniciada 11 años atrás.

Publicidad