Coronavirus

El reencuentro entre una enfermera del Hospital Sant Pau y su paciente de covid que estuvo a punto de morir

En un intento desesperado por ayudar a su paciente en coma, la enfermera le puso audios con las voces de sus hijos. Hoy se reencuentran un año después.

Publicidad

Durante los momentos más duros de la pandemia, las enfermeras hicieron lo imposible por ayudar a sus pacientes. Tanto es así que Meritxell Pérez, enfermera en la UCI del Hospital Sant Pau, en un intento desesperado por ayudar a Xavier, le puso al oído audios de su hija para tratar de ayudar al paciente que se encontraba en coma inducido a causa de la COVID-19. Hoy se han reencontrado un año después, ya que Xavier ha querido agradecer todo lo que hizo por él entonces.

Estaba en coma, no mejoraba, pero la voz de su hija en la que le hablaba de su hijo, el nieto de Xavier, fue lo que le dio fuerzas. "El bebé está perfecto, será otro niño", es el mensaje sobre la llegada de su próximo nieto lo que le pudo ayudar. "Tienes otra cosa más por lo que luchar", añadía la hija de Xavier.

"Una forma de colaborar en su recuperación"

Esta idea se le ocurrió a Meritxell para tratar de "colaborar en su recuperación", para que los familiares que estuvieran lejos "estuvieran un poco más cerca de él".

Diversos estudios aseguran que el oído es lo último que perdemos. Xavier, tras escuchar las voces de los suyos, un día despertó. "Pienso que estos audios interiormente a mi me hicieron bien", reconoce.

Reencuentro sin distancia un año después

"Es mi ángel de la guarda", declara Xavier tras reencontrarse con Meritxell un año después, sin distancia de seguridad y con todo el cariño que les une por lo vivido en el pasado. Las manos que mimaron a Xavier se han unido justo un año después de lo ocurrido.