El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha iniciado su declaración ante el Tribunal Supremo como testigo en el juicio del 'procés' afirmando que "siempre" dejó claro en sus conversaciones con la Generalitat de Cataluña que "en ningún caso" negociaría sobre un referéndum de independencia.

"Sobre el referéndum nunca hubo nada de qué hablar. Desde la primera reunión con Artur Mas dejé patente con meridiana claridad que en ningún caso el presidente del Gobierno de España iba a liquidar la soberanía nacional saltándose la Constitución", ha dicho Rajoy en respuesta al abogado de la acusación popular de Vox, Javier Ortega Smith.

Asimismo, ha indicado que las autoridades de la Generalitat eran "plenamente conscientes" de que "no iba a autorizar un referéndum para liquidar la soberanía nacional ni la unidad de España". Rajoy ha explicado en su interrogatorio como testigo que se dirigió a los expresidentes del Govern Artur Mas y Carles Puigdemont para dejarles claro que, "mientras fuera presidente de España, no habría referéndum para liquidar la soberanía nacional ni la Constitución de un país".

Tras reiterarles su posición, ha dicho, les recordó que "es el pueblo español el que decide lo que es España, y no los representantes de una comunidad autónoma, ni el Gobierno de España ni las Cortes Generales. Eso quedó meridianamente claro desde el primer momento". Rajoy ha manifestado que dejó muy claras las reglas del juego: "Si quiere hacer un referéndum, eso lo tiene que decidir el pueblo español".

Asimismo, ha manifestado que siempre estuvo abierto al diálogo pero que, "si de lo único que se quiere dialogar, es de cómo se liquida la soberanía nacional, lisa y llanamente eso no era posible". "Se puede arreglar todo pero no se puede arreglar la liquidación de la ley y de la Constitución", ha señalado.

Hacienda informó en nueve ocasiones de posibles pagos para el referéndum

Rajoy ha manifestado que el Ministerio de Hacienda informó "en nueve ocasiones" a la Fiscalía sobre algunos movimientos en las cuentas de la Generalitat que podían haber sido destinados a la organización del referéndum del 1 de octubre.

A preguntas del que fuera conseller de Presidencia Francesc Homs, que ejerce de defensa en el juicio, Rajoy ha recordado que el Gobierno decidió controlar las cuentas de la Generalitat de Cataluña. Un control que fue siendo más "exhaustivo" a medida que pasaron los meses hasta el punto que llegó un momento en el que el interventor de la Generalitat debía comunicar todos los gastos al Ministerio de Hacienda.

Rajoy ha asegurado que no hubo "ningún mediador de nada" entre su ejecutivo y la Generalitat para evitar la activación del 155 y la DUI, porque estaba "clara" su posición de que no iba a "negociar" ni sobre la Constitución ni sobre la soberanía nacional.

Lamenta "muchísimo" las imágenes del 1-O y culpa a los convocantes

Por último, ha lamentado "muchísimo" todas las imágenes de violencia del 1-O pero ha culpado íntegramente a las autoridades de la Generalitat por su responsabilidad al llamar a la gente a votar. "Yo lo lamento muchísimo todas estas imágenes, no me gustan ni estas ni otras", ha reconocido tras visualizar un vídeo en el que se ven cargas policiales y ciudadanos heridos el 1 de octubre de 2017.

Aunque aludiendo al Govern de la Generalitat ha querido dejar claro que "la responsabilidad de los dirigentes políticos está en evitar que se produzcan acontecimientos como los que se han visto aquí. Y ha aseverado: "Si se hubiese actuado cumpliendo la ley no hubiésemos visto esas imágenes ni otras imágenes parecidas".

Te podría interesar...

Sáenz de Santamaría, en el juicio al 'procés': "Le dije a Junqueras que no íbamos a hablar de referéndum"

Tardá, en su declaración por el juicio al 'procés': "Este juicio está inspirado en la venganza"

Artur Mas advirtió a Puigdemont de que no descartara las elecciones al convocar el 1-O