La ciudad de Barcelona conmemorará el próximo sábado el segundo aniversario del 17A, con la investigación sobre los atentados en Las Ramblas en su recta final. Por los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), en que murieron 16 personas y 137 resultaron heridas, la Audiencia Nacional ha procesado a Driss Oukabir, Mohamed Ouli Chemlal y Said Ben Iazza, por los delitos de pertenencia y colaboración con organización terrorista, estragos en grado de tentativa y tenencia y fabricación de explosivos con fines terroristas, pero no por asesinato.

La Audiencia Nacional está pendiente de recibir informes sobre una serie de diligencias solicitadas en el marco de la investigación, que se encuentra ya en su recta final, por lo que se prevé que el juicio no se pueda celebrar hasta el próximo año.

¿Quiénes son los terroristas que formaron parte de la célula?

Los terroristas que llevaron a cabo los atentados de Cataluña formaban parte de una célula yihadista compuesta por 12 personas, de las cuales tres permanecen detenidas, una fue puesta en libertad y 8 murieron abatidos por los Mossos d'Esquadra.

Entre los fallecidos se encuentran los cinco terroristas de Cambrils que fueron abatidos por los Mossos d'Esquadra la misma noche del atentado. Se trata de Omar Hychami, de 21 años, Mohamed Hychami, de 24 años y hermano de Omar, Moussa Oukabir, de 17 años y hermano de Driss, uno de los detenidos, Said Aalla, de 18 años, y Houssaine Aboyaaqoub, de 19 años y hermano del autor del atentado de Las Ramblas.

El presunto autor del atentado de Las Ramblas de Barcelona, Younes Abouyaaqoub, fue abatido por los Mossos d'Esquadra en Subirats (Barcelona). El terrorista, que permaneció huido durante cuatro días, fue alcanzado por los disparos de una patrulla de la policía catalana mientras exhibía un cinturón de explosivos.

Youssef Aallaa, de 22 años, y Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll, fallecieron en la explosión de la casa de Alcanar, en Tarragona, en la que la célula terrorista presuntamente preparaba los atentados.

En la explosión de la casa de Alcanar resultó además herido Mohamed Houli Chemlal, que quedó detenido y fue enviado a prisión por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

Driss Oukabir, el presunto yihadista que alquiló la furgoneta con la que se perpetró el atropello masivo de las Ramblas de Barcelona, fue también detenido e ingresó en prisión sin fianza, donde aún permanece encerrado. Said Ben Iazza, acusado de dejar su documentación y su furgoneta para comprar el material explosivo, también permanece en prisión.

Los tres únicos procesados por los atentados están en tres prisiones diferentes, incluidos en el fichero FIES de presos sometidos a una estricta vigilancia, y permanecen 20 horas al día encerrados en celdas individuales. Tan solo pueden verse con otros reclusos en las cuatro horas diarias de patio.

Están procesados por integración en banda terrorista o fabricación de explosivos, pero no por asesinato. El juez cree que el atropello de las Ramblas o el apuñalamiento de Cambrils fueron improvisados por sus autores directos.

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama prorrogó el pasado mes de julio dos años más la prisión preventiva de los tres procesados ante el vencimiento este mes de agosto del plazo de los dos primeros años en prisión preventiva, cuyo límite máximo son 4 años.

En libertad quedaron Salah El Karib, responsable del locutorio donde miembros de la célula compraron billetes de avión, y Mohammed Aalla, que fue puesto en libertad por no encontrar indicios suficientes de su relación con los atentados de Barcelona.