Este miércoles fue detenido un yihadista que pretendía inmolarse durante la Semana Santa de Sevilla. La detención se produjo dentro de una operación antiterrorista elaborada por la Policía Nacional y los servicios de información españoles y marroquíes. Su detención se produjo en Marruecos. Pero, ¿Qué sabemos de este individuo?

El yihadista tiene 23 años y todas las condiciones para pasar inadvertido. Estaba totalmente integrado en la capital hispalense pues lleva nueve años viviendo en Sevilla. Su padre es el imán de una mezquita y su madre cuida a personas mayores.

El detenido vivía con sus padres y sus tres hermanos. Estudia el grado de Filología Árabe en la Universidad de Sevilla. A ojos de sus vecinos era un joven más. Además, en enero del año pasado comenzó un curso para acompañar a personas en riesgo de exclusión social.

Vive en Zouair, un humilde barrio sevillano, y admitió ante la Policía que hizo uso de su móvil para buscar información sobre un explosivo casero conocido como 'Madre de Satán'. Con éste pensaba inmolarse en plena Semana Santa pero no tenía ningún plan en concreto. Se encuentra detenido en Marruecos donde se piensa que viajó para despedirse de su familia antes de llevar a cabo el atentado.

Los agentes han registrado su casa en la que se encontraban sus padres y sus hermanos, que no se esperaban esta noticia. El ministerio de Interior y la Fiscalía explican que la investigación se encontraba en fase inicial.