El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont ha asegurado este martes que su intención es acudir el próximo 2 de julio a la sesión constitutiva del nuevo Parlamento Europeo, aunque ha reclamado que haya antes un pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a pesar de que sus abogados no han presentado aún recurso alguno ante la Justicia europea.

"Es inconcebible que dos electos que han recibido más de dos millones de votos no estemos en la sesión constitutiva del Parlamento europeo", ha dicho Puigdemont en una rueda de prensa en la sede de la Eurocámara en Bruselas, a donde ha acudido invitado por un grupo de eurodiputados favorables al independentismo catalán.

El político catalán no ha querido dar detalles sobre el recurso que su defensa estudia presentar ante la Justicia europea, ni ha aclarado cuándo prevén hacerlo, pero en cualquier caso ha dicho que esperan "una decisión antes del 2 de julio".

Los tiempos dependerán de "la vía exacta que elegirán los abogados", ha añadido Puigdemont, quien ha insistido en que es "absolutamente importante saber por parte de las autoridades europeas si tenemos la posibilidad o no de ir".

Los abogados de Puigdemont han apuntado ya que aspiran a llevar el caso ante Luxemburgo y que el tribunal se pronuncie bajo el procedimiento acelerado, con el que la corte europea resuelve los casos urgentes en una media de dos meses.

El Tribunal con sede en Luxemburgo resuelve normalmente litigios entre países y las instituciones de la Unión Europea y solo pueden acudir directamente a él particulares si se trata de una decisión de las instituciones comunitarias que les haya afectado de "manera personal", según han subrayado fuentes europeas.