Publicidad

REACCIONES HASEL

PSOE y Podemos quieren despenalizar los delitos de libertad de expresión tras la detención de Pablo Hasél

Se suceden las reacciones políticas tras la detención del rapero Pablo Hasél para su ingreso en prisión. Echenique ha criticado su entrada en la cárcel y el ministro Alberto Garzón dice que supone "déficit democrático grave". La diputada de Vox, Macarena Olona, le ha recordado sus antecedentes.

Se suceden las reacciones políticas tras la detención del rapero Pablo Hasél en la Universidad de Lleida. El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, ha criticado su entrada en la cárcel: "Este rap te puede gustar más o menos, pero meter a la gente en la cárcel por cantar no permite hablar de plena libertad de expresión ni de plena normalidad democrática en España".

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, dice que supone "déficit democrático grave": "Detenido y llevado a la cárcel tras ser condenado por unos tuits [...] Quienes lo niegan hacen flaco favor a lo que sí funciona bien de la democracia española, que es mucho también".

Por su parte, la diputada de Vox, Macarena Olona, le ha recordado sus antecedentes: "4 condenas. Entre ellas, por enaltecimiento del terrorismo. Hoy, sin embargo, parece que lloraba. Enhorabuena a los Mossos por la intervención limpia. Ley y orden".

Ahora, PSOE y Podemos quieren despenalizar los delitos que tienen que ver con la libertad de expresión. Esto ha dicho hoy la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo: "En el paraguas particularmente amplio y protegido de las reflexiones artísticas, culturales e intelectuales en el ámbito de lo que denominamos libertad de expresión tiene que haber una horquilla de comprensión y de tolerancia".

Sus antecedentes

Esta no es la primera condena a la que se enfrenta Hasél, ya que sus problemas con la justicia vienen de lejos. En 2015 fue condenado a dos años de cárcel por sus alabanzas a ETA y Al Qaeda y por pedir que y se atentara contra representantes del PP y del PSOE.

En 2016 fue condenado a seis meses de prisión por agredir a un cámara de TV3, al que llegó a rociar con un líquido de limpieza. Ese mismo año también fue condenado a otros dos años y medio por agredir al testigo de un juicio y en 2018 se le ha investigado por participar en el intento de asalto a la subdelegación del Gobierno en Lleida. De esto está pendiente de juicio.

El rapero ha sido detenido esta mañana para su ingreso en prisión, ya que tiene que cumplir una condena de 9 meses de cárcel por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

Publicidad