Operación antiterrorista

Publicidad

coronavirus

Prisión para el supuesto yihadista que se mofaba de las víctimas del coronavirus

El detenido no solo visualizaba y difundía en internet material de contenido yihadista, sino que había asumido la estrategia virtual de Dáesh y se autodefinía como "hijo del Estado Islámico".

Había renunciado a su empleo para dedicarse a "su instrucción terrorista" e incrementar su radicalización. El titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional ha enviado a prisión al presunto yihadista detenido en Madrid por la Policía Nacional.

Lo anunciaba en redes sociales

La investigación se inició cuando agentes especializados en la lucha contra el terrorismo detectaron, durante el estado de alarma por el coronavirus, la presencia de una persona que estaría haciendo un uso intenso de las redes sociales con el propósito de visualizar y difundir material de contenido yihadista.

Entre las publicaciones realizadas en sus redes sociales, la Policía ha destacado como relevantes las relacionadas con la pandemia del coronavirus, en las que el detenido se mofaba de los fallecidos por el virus, deseando la propagación de la enfermedad y afirmando que se trataba de "un castigo de Alá".

El Hijo del Estado Islámico

Según la Policía, el yihadista residente en Guadalix de la Sierra, en Madrid, mantenía contacto a través de Internet con integrantes de la organización terrorista Estado Islámico (DAESH) que se encontraban combatiendo en Siria.

El detenido no solo visualizaba y difundía en la red material de contenido yihadista, sino que había asumido la estrategia virtual de DAESH y se autodefinía como "hijo del Estado Islámico".

Además, había su actividad se había radicalizado, elevando la agresividad de sus mensajes. Llegó a cambiar su aspecto físico hacia la doctrina "salafista-yihadista".

En el registro

En el registro de su domicilio se ha encontrado manuales elaborados por DAESH para la realización de atentados terroristas utilizando explosivos. Se han intervenido vídeos sobre entrenamientos militares y testimonios de mártires. El juez le acusa por su presunta participación en los delitos de pertenencia a organización terrorista, auto adoctrinamiento y auto capacitación en una operación ejecutada por agentes de la Policía Nacional, en colaboración con el Centro Nacional de Inteligencia y EUROPOL.

Publicidad