Publicidad

España Marruecos

El presidente de Argelia visita en el hospital a Brahim Gali a su llegada a Argel procedente de España

Un día después de abandonar España, el líder del Frente Polisario se encuentra ingresado en el Hospital Central del Ejército de Ain El Naaja, donde ha recibido la visita del presidente argelino, Abdelmayid Tebune.

El líder del Frente Polisario, Brahim Gali, ha recibido este miércoles la visita del presidente argelino, Abdelmayid Tebune, en el hospital militar de Argel donde permanece ingresado tras ser evacuado de madrugada desde España, lo que ha permitido verle consciente y hablando tras recuperarse de un cuadro crítico de covid-19.

El embajador saharaui en Argel, Abdelkader Taleb Omar, ha confirmado a la agencia argelina oficial, APS, que Gali llegó al país norteafricano en torno a las 3.00 horas (hora local). Ha explicado que su estado está "en constante mejora", pero por el momento seguirá convaleciente.

Unas declaraciones que llegan en plena tormenta diplomática entre Marruecos y España. Una disputa que comenzó con el ingreso en un hospital del Logroño del líder del Frente Polisario, quien ayer declaró ante la Audiencia Nacional.

Desde esta madrugada, Gali permanece ingresado en el Hospital Central del Ejército de Ain El Naaja, donde este miércoles ha recibido ante las cámaras la visita de Tebune y del jefe del Estado Mayor del Ejército Nacional Popular de Argelia, Said Chanegriha, con los que el líder del Polisario ha intercambiado algunas palabras.

Primeras imágenes desde mediados de abril

Son sus primeras imágenes desde que fuese trasladado de urgencia a España e ingresado en un hospital de Logroño a mediados de abril.

Esta semana, desde Marruecos han querido aclarar que la crisis entre Rabat y Madrid no se produjo por la entrada de Gali a España, sino por la posición de España en torno al Sáhara Occidental. El líder saharaui ya tenía previsto abandonar España tan pronto como prestase declaración en la Audiencia Nacional y los médicos le diesen permiso para viajar.

Argelia ha sido el refugio y valedor para los saharauis y miembros del Frente Polisario lo que ha hecho que las relaciones entre Rabat y Argel hayan sido siempre tensas.

Publicidad