Se avecina una Semana Santa atípica en la que las procesiones compartirán escenario con los actos de campaña electoral de las elecciones del 28 de abril.

Por ello, habrá que elegir entre acercarse a ver los pasos o ir al mitin de los políticos. Para el alcalde popular de Lorca la Semana Santa es "sagrada": "Yo no me veo el día de la Serenata del Paso Azul pegando carteles por la noche".

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado, por su parte, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se equivoca si cree que los populares van a realizar la campaña electoral por encima de las tradiciones como la Semana Santa, que celebrarán "como se merece" y "como Dios manda". "Prefiero ver en las farolas de las ciudades los símbolos de las cofradías y celebrar el Viernes de Dolores como Dios manda, y no ver en las farolas las caras de los políticos", ha afirmado.

Asimismo, García Egea ha considerado una "doble falta de respeto" el adelanto de las elecciones generales para el 28 de abril, por los 200 millones de euros que calcula el PP que suponen de coste añadido sobre la fecha de los comicios ya previstos para el 26 de mayo, y porque coincide la campaña con la Semana Santa.

El portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Fernando Martínez Maillo, considera, además, que parecerían "extraterrestres" si hicieran un acto de campaña en esas fechas.