TRAS LA SENTENCIA DE LA MANADA

Podemos propondrá que las víctimas de agresiones sexuales no tengan que demostrar su falta de consentimiento

Desde la formación morada insisten en que lo plantearían no es "incrementar las penas", sino en cambiar "la consideración de ciertos conceptos y tipos penales".

Pablo Iglesias

Publicidad

TRAS LA SENTENCIA DE LA MANADA

Podemos propondrá que las víctimas de agresiones sexuales no tengan que demostrar su falta de consentimiento

Desde la formación morada insisten en que lo plantearían no es "incrementar las penas", sino en cambiar "la consideración de ciertos conceptos y tipos penales".

Podemos prepara una reforma para que las víctimas de agresiones sexuales no tengan que acreditar su falta de consentimiento en delitos de características similares al caso de 'La Manada'.

Según ha explicado, la dirigente morada y vicepresidenta cuarta del Congreso, Gloria Elizo, se trataría de cambiar "el concepto penal que hace pasar a la víctima dos veces por un proceso tan trágico como es una agresión sexual".

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Elizo ha explicado que el partido trabaja en esta modificación desde hace tiempo y que, en ningún caso trata de "incrementar las penas", sino en cambiar "la consideración de ciertos conceptos y tipos penales".

Según ha señalado, la clave está en "la definición y la necesidad de acreditar la falta de consentimiento de la víctima" en delitos sexuales, que pueden "sobrevictimizarla".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha incidido en este tema en su intervención subrayando que "el debate fundamental" generado este jueves tras la sentencia no tiene que ver "con la mayor o menor dureza" de la condena, sino en la interpretación que los jueces hacen de lo ocurrido.

"Creo que todos leímos el fallo y es inexplicable que no se vea intimidación y violencia con los hechos que se detallan. Clama al cielo", ha lamentado el líder morado, quien ha apuntado que este es el verdadero motivo por el que "se ha generado una ola de indignación" en todo el país.

"Lo que crea indignación entre la ciudadanía es que hay una distancia infinita, de kilómetros, de años luz, entre lo que cualquier persona entiende por intimidación y violencia y lo que, finalmente, han entendido los jueces", ha insistido.

Publicidad