62.997167

Publicidad

Presupuestos Generales del Estado 2021

Podemos anuncia que la negociación de los Presupuestos Generales del Estado aún no está cerrada

El principal nudo que hace que no haya aún acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) es el Ingreso Mínimo Vital y la regulación del alquiler.

Unidas Podemos ha informado de que todavía no se ha llegado a un acuerdo para que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) puedan aprobarse este martes en el Consejo de Ministros. Una versión que contrasta con el anuncio del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, que había asegurado que el anteproyecto de los PGE será aprobado mañana.

Se mantienen, por tanto, algunas discrepancias entre los socios de coalición para cerrar las cuentas públicas de 2021, que incluirá un importante adelanto de 27.000 millones de euros con cargo a los fondos europeos para combatir los efectos de la crisis del coronavirus.

Según han informado fuentes conocedoras de las negociaciones, el acuerdo debía obtener refrendo tanto de Sánchez como del vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias. Hasta el viernes, la negociación ha sido capitaneada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y por el secretario de Estado de Derechos Sociales y dirigente económico de la formación 'morada', Nacho Alvarez.

El principal escollo en el acuerdo de los presupuestos es la exigencia desde Unidas Podemos de incluir una serie de mejoras para garantizar por fin el buen funcionamiento del Ingreso Mínimo Vital (IVM) e impulsar una regulación sobre el precio del alquiler, con vistas a preservar que no se produzcan subidas abusivas en territorios con mercado tensionado.

Pero además, en Unidas Podemos son partidarios de que introducirlo la cuestión del alquiler facilitará la aprobación de los Presupuestos por parte de los socios de investidura, sobre todo en los grupos catalanes como ERC o incluso Junts, dado que en la autonomía el Parlament ya aprobó una normativa en ese sentido.

Una muestra de ello sería el apoyo al manifiesto que reivindica impulsar esa regulación de forma "urgente", suscrito por ERC, Bildu, BNG, Más País, Compromís y la CUP, junto a Podemos. De hecho, en Madrid la formación ha registrado una Proposición No de Ley para que se adopten medidas que regulen el precio del arrendamiento.

Pero, por el contrario, el bando socialista del Gobierno defiende esperar: Montero aplazó dicha regulación a la nueva Ley de Vivienda que ultima el Ministerio de Transportes, aunque apuntó que los PGE incluirían partidas presupuestarias para poder ejecutar dicha ley.

Esta divergencia enfría a estas horas culminar el anteproyecto de PGE de cara a la sesión ordinaria del Consejo de Ministros de mañana, que se mostraba como la más plausible a tenor de lo apuntado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Publicidad