Tres días después del anuncio de Pepu Hernández como precandidato del PSOE a la alcaldía de Madrid llega la polémica. Al parecer, el exseleccionador español de baloncesto habría creado una sociedad mercantil en 2006 para gestionar los ingresos obtenidos tras el oro alcanzado en el mundial, según publica El Confidencial.

Según dicha publicación Hernández ha usado la sociedad mercantil Saitama 2006 SL durante una década para cobrar por las conferencias que impartió por todo el territorio, por la cesión de sus derechos de imagen y la edición de publicaciones y tributar así con un tipo del 25% del impuesto de sociedades y no del 51,9% que llegó a estar en Madrid y que le habría correspondido.

Esta situación es la misma que siete días después de ser nombrado ministro de Cultura forzó la dimisión Màxim Huerta de tal cargo.

El equipo de Pepu Hernández contesta:

El equipo de Pepu Hernández ha contestado con un comunicado en el que "desea aclarar" que el exseleccionador "nunca ha cometido ninguna irregularidad para rebajar ilícitamente el pago de sus impuestos", destaca también que la mercantil a su nombre "siempre ha tributado, conforme a la Ley vigente".

Además indica que se "temen" que en las próximas fechas tendrá que soportar "insinuaciones" y dicen: "Las afrontará con la tranquilidad de quien siempre ha cumplido sus obligaciones fiscales y piensa que no todo vale. Pepu sigue adelante en la enorme tarea de convertirse en alcalde socialista de Madrid".