El secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, ve al líder del PSOE y candidato a la investidura como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “inamovible en su posición para alcanzar acuerdos", tras la conversación telefónica que ambos han mantenido. Según Podemos, Sánchez "no está dispuesto a negociar el programa de un gobierno de coalición ni a compartir responsabilidades de gobierno con Unidas Podemos proporcionales a los votos”.

Iglesias y Sánchez se citaron para hablar por teléfono después de que el presidente en funciones anunciara que llamaría a Iglesias “para poner en marcha dos equipos que empiecen a hablar de lo que importa a los ciudadanos”. Tras las palabras de Sánchez, Iglesias -que no le gustó enterarse por los medios de la intención del líder socialista- contactó por mensaje para conversar y acordaron hablar por teléfono. Según fuentes de Podemos, Iglesias le ha transmitido a Sánchez la necesidad de llevar a cabo una “negociación integral” de gobierno de coalición -programa y equipos- sin líneas rojas ni vetos, y "la absoluta disposición de Unidos Podemos para empezar de una vez a trabajar”.

La conversación se ha producido dos días después de la última reunión entre ellos, que tuvo el mismo resultado que las anteriores, al menos en lo que se desprende de las declaraciones públicas.

Tras difundirse esta versión de la conversación, Pedro Sánchez publicó la suya: "He llamado a Pablo Iglesias para negociar primero el programa y, después, la composición del Gobierno. Debemos hablar de contenidos y conocer el grado de consenso. Lamentablemente ha rechazado la propuesta. Seguiremos intentándolo".