96.840000

Publicidad

Coronavirus

Pedro Sánchez y Pablo Casado acuerdan que el pacto por la crisis del coronavirus se negocie en comisión parlamentaria

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, han acordado que el pacto para la reconstrucción económica y social tras la crisis del coronavirus se negocie en una comisión parlamentaria. El objetivo es llegar al pacto en julio.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, han acordado este lunes que el pacto para la reconstrucción económica y social tras el coronavirus se negocie en una comisión parlamentaria.

Así lo han confirmado fuentes del PP y del Ejecutivo, que había planteado al principio a los partidos un documento metodológico con la mesa y cuatro grupos de trabajo con el objetivo de llegar al pacto sobre la crisis del coronavirus en julio, y que ahora modificará para incluir el acuerdo de Sánchez y Casado.

El PP celebra que se haya logrado este acuerdo con el que se cumple su objetivo de que las negociaciones se hagan "con luz y taquígrafos", según fuentes del partido.

La propuesta inicial del Gobierno hablaba de la mesa principal con el presidente, los cuatro vicepresidentes y los portavoces parlamentarios, y de cuatro grupos de trabajo -sobre reactivación económica, estado de bienestar, sanidad y la UE- que se reunieran en el Congreso.

"Nuestro pacto de Estado ya lo hemos hecho"

Pablo Casado ha comparecido tras la reunión con Sánchez: "El Partido Popular ha mantenido su lealtad a los españoles y lo ha hecho con la generosidad y responsabilidad que esperan de nosotros todos los compatriotas. Nuestro pacto de Estado ya lo hemos hecho porque hemos apoyado el estado de alarma por el coronavirus con las medidas más drásticas que se recuerdan en nuestra historia democrática. Esto es algo que hay que recordarlo porque en toda nuestra historia esa contribución de la oposición al Gobierno ha venido sobre todo en pactos puntuales".

"Le he dicho que sigo preocupado por las estadísticas que colocan a España a la cabeza del mundo en número de fallecidos por habitantes y sanitarios contagiados teniendo en cuenta que somos el país con un confinamiento por el coronavirus más estricto y largo en el tiempo, aunque es verdad que se tomó tarde como indica el informe de FEDEA", dice sobre la reunión con Sánchez.

"Me preocupan también las repercusiones económicas. Conocíamos la semana pasada los datos del FMI y hoy hemos recibido como un jarro de agua fría las previsiones del Banco de España en la que habla de un desplome del PIB del 13% y una tasa de paro que puede alcanzar el 20%", apostilla el líder popular.

Readaptándose al cambio de escenario

El cambio de una mesa por una comisión parlamentaria ha servido para sumar a Vox, que ha dicho que "en principio" participará después de haberse desmarcado de las negociaciones al no contestar siquiera la llamada de Sánchez. Pero por parte de otros partidos, algunos de los socios de investidura de Sánchez, ha habido cierto malestar por este cambio de última hora, cuando la ronda de contactos iniciada ya se cerraba con la reunión con el PP. El PNV, aunque ha dicho que participará, ha criticado lo que considera "falta de rigor" y la "improvisación" por parte del Gobierno que ha cambiado la fórmula de negociación "apenas unos minutos después" de haberles remitido la propuesta de metodología de trabajo.

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha dicho que no le preocupa tanto donde se celebren las reuniones para llegar a ese gran acuerdo sino que el procedimiento "se agilice", porque "hay urgencia", ha advertido. Unidas Podemos ha destacado que el Gobierno esta poniendo "todas las facilidades que hagan falta de forma sincera y generosa" para que el PP "no tenga excusas" para no sentarse a esta mesa de negociación y hablar de acuerdos.

Publicidad