120.00

Publicidad

Estado de alarma

Pedro Sánchez ofrece revisar el estado de alarma con las comunidades dentro de cuatro meses

Intercambio de fechas sobre la vigencia y revisión del estado de alarma por coronavirus en el Congreso. Pablo Casado ofrece un acuerdo si se deja en 8 semanas, para salvar la época de Navidad. Pedro Sánchez le responde que las comunidades lo revisen en cuatro meses.

En resumen

Pablo Casado le dice al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que tras la primera ola del coronavirus "hizo una campaña de propaganda y se fue de vacaciones", y ahora aprueba un estado de alarma de seis meses que "desborda el estado de Derecho, una vergüenza, una cacicada que no viene ni a explicarla al Congreso". Recuerda que el PP ha apoyado dos meses el estado de alarma, en la anterior aprobación, ha hecho propuestas para cambios jurídicos y apoyado la reforma de las pensiones: "Está a tiempo de un estado de alarma de ocho semanas ¿Por qué no la acepta?".

Pedro Sánchez responde con lo que está haciendo el Gobierno, "cogobernar con las comunidades que son las competentes en el ámbito sanitario". Dice que hay una oposición que ayuda, "pero ustedes han denigrado un instrumento legítimo, lo calificó de dictadura constitucional". Y hace otra propuesta: que se revise la vigencia del estado de alarma en cuatro meses, discutiéndolo en el consejo interterritorial, con las comunidades. Es decir, una primera revisión el 9 de marzo, y si no hay acuerdo la segunda el 9 de mayo.

Alarma por un estado de alarma

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, dice que es un estado de alarma que genera alarma, que acepte explicarlo el presidente del Gobierno y que se revise por el Congreso, no por los consejeros de las comunidades. Y la falta de control sobre esta decisión del ejecutivo la relaciona con la pretendida reforma de la elección del Consejo General del Poder Judicial. Dice que son muestras de saltarse la separación de poderes. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, responde que lo que es respetar la Constitución es avenirse a negociar la renovación de los órganos constitucionales.

Publicidad