El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunirá el martes 2 de julio con la presidenta del Congreso,Meritxell Batet, para fijar una fecha para el debate de investidura, han informado fuentes socialistas.

Esas fuentes avanzan que "el candidato socialista se presentará al debate de investidura para que España tenga un gobierno progresista, europeísta y moderado. Nuestro país necesita avanzar y Pedro Sánchez quiere liderar ese proyecto con sentido de Estado". El encuentro con Batet se producirá a la vuelta del viaje de Sánchez a Japón para participar en la Cumbre del G-20, que tiene lugar este fin de semana en la ciudad de Osaka y tras la reunión de los líderes europeos.

Batet ha declarado que “él me transmitirá lo que considere y en función de esa conversación yo acabaré de decidir cuándo se convoca el pleno de investidura”. Al ser preguntada si hay posibilidad de que la investidura de Sánchez resulte fallida, la presidenta del Congreso ha admitido que “todavía no se sabe”, y que “desde luego, antes de la conversación con el presidente” no podrá tomar ninguna consideración al respecto. “Creo que sería bueno para el país que hubiera investidura, que hubiera un gobierno a pleno rendimiento lo más rápido posible porque creo que es lo que necesita precisamente la ciudadanía y es lo que está esperando”, ha concluido.

DEBATE CON O SIN VOTOS

Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, mantuvieron este martes un encuentro en Moncloa para desbloquear la investidura que terminó en fracaso, tras la decisión de este último de mantener su exigencia de entrar en un gobierno de coalición. Iglesias le comunicó a Sánchez que en el caso de no lograr este objetivo no descarta votar en contra de su investidura, mientras que el presidente en funciones repitió su oferta de "gobierno de cooperación" y avisó al líder de Podemos de que está determinado a presentarse a un debate de investidura en el mes de julio tenga o no tenga amarrados antes los apoyos suficientes para sacarlo adelante.