Cumbre hispano-portuguesa

Pedro Sánchez y António Costa impulsan la relación ibérica después de consolidar un eje de influencia en la Unión Europea

Dieciocho ministros acompañarán a los jefes de gobierno en la cumbre hispano-lusa para impulsar proyectos transfronterizos

Pedro Sánchez y Antonio Costa

Pedro Sánchez y Antonio Costa EFE

Publicidad

Es una cita anual, y ya van treinta y tres. La ciudad portuguesa de Viana do Castelo, al norte de Oporto, ha sido la elegida para acoger este viernes la XXXIII edición de la cumbre hispano-lusa, que se vuelve a celebrar en un clima propicio para los acuerdos, facilitado por el hecho de que ambos gobiernos están liderados por socialistas. Será la primera reunión de ambos ejecutivos tras la victoria por mayoría de Costa en Portugal y después de que la "excepción ibérica" planteada por Madrid y Lisboa prosperase en Bruselas y se convirtiera en la envidia de algunos gobiernos vecinos.

El buen estado de las relaciones lleva a Viana do Castelo a los dos presidentes de gobierno y a dieciocho ministros, nueve de cada lado de “la raya”. Fuentes de Moncloa consultadas por Antena 3 Noticias destacan el excelente estado de las relaciones y la importancia de este encuentro para potenciar estrategias bilaterales y frentes de acción europeos.

Una decena de acuerdos

Este año, marcado por la crisis económica y la preocupación por el suministro energético, el encuentro busca poner el foco en la innovación, la ciencia y la investigación. De hecho, antes de la cumbre, Pedro Sánchez y António Costa visitarán el Laboratorio Internacional Ibérico de Nanotecnología de Braga, donde se reunirán con investigadores de ambos países, y asistirán a la firma de un memorando por el que se pondrán las bases para crear un laboratorio universitario ibérico en el área de la alimentación.

Tras la cumbre, España y Portugal tienen previsto rubricar varios documentos, entre los que destaca la propuesta para crear un centro de investigación en almacenamiento energético con sede en Extremadura. También se prevé la firma de un acuerdo para lanzar al espacio una constelación de satélites que observarán la Tierra. En cuanto a transporte, se facilitará la rehabilitación de dos de los puentes internacionales más transitados: el que cruza el río Miño a la altura de Salvaterra do Miño, y el que salva el Guadiana entre Vilareal de Santo António y Ayamonte, y en el que se prevé la puesta en marcha de un carril bici internacional. La cultura, el turismo, el agua y la cooperación en materia de violencia de género están también entre los temas marcados para esta cumbre.

Sin avance en materia ferroviaria

En cambio, no se prevén avances en materia de conexión ferroviaria, muy demandada desde el lado portugués, donde el foco ya no parece centrarse en la línea Lisboa-Madrid, sino en la posibilidad de unir Oporto con Vigo mediante alta velocidad.

Dieciocho ministros y dos presidentes

Pedro Sánchez acude a Portugal acompañado por la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la vicepresidenta tercera y titular de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Junto a ellas acudirán los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares; Interior, Fernando Grande Marlaska; Transportes, Raquel Sánchez; Industria, Reyes Maroto; Política Territorial, Isabel Rodríguez; Ciencia, Diana Morant; e Igualdad, Irene Montero. Todos ellos mantendrán reuniones con sus homólogos portugueses antes de poner en común en una sesión plenaria los acuerdos alcanzados.

Publicidad