La pancarta de la polémica que lucía hasta este medio día en la fachada del Palau de la Generalitat, con un lazo blanco y una franja roja, ha sido colgada entre dos balcones particulares de otro edificio de la plaza Sant Jaume de Barcelona.

La pancarta, con el lema 'Libertad presos políticos y exiliados' junto al lazo blanco con franja roja, había sido retirada sobre las 12.30 horas del Palau de la Generalitat y reemplazada horas más tarde por otra, ya sin lazo y con el mensaje: "Libertad de opinión y de expresión. Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos".

A raíz de la polémica por la simbología soberanista en edificios públicos de la Generalitat, la fiscal general del Estado, María José Segarra, ha ordenado a la Fiscalía de Cataluña que, una vez que tenga conocimiento de todas las actuaciones, interponga una querella contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, por ignorar los requerimientos de la Junta Electoral Central.