Publicidad

Comunidad de Madrid

Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, de socios a adversarios políticos

Igual que Baldoví y Rodríguez, Íñigo Errejón también mostró su discrepancia, hasta el extremo de abandonar el partido del que fue cofundador. Errejón se refugió en la comunidad de Madrid, aunque por poco tiempo. Y ahora es el líder de Podemos el que hace lo mismo. La disputa entre ambos continúa.

En esta facultad nació su amistad. Dos jóvenes de 24 y 19 años. Según la tesis doctoral de Pablo Iglesias, se conocieron en el puesto de chuches de la facultad. Juntos fundaron Podemos, y dieron la sorpresa en las elecciones europeas de 2014 con 5 diputados.

La historia de un desencuentro

Pero a finales de 2015 se producía un cambio en la relación. Iñigo Errejón quería ganar espacio y popularidad. Pablo Iglesias lo hizo al enterarse de unos mensajes en un grupo de Telegram en el que, a sus espaldas, hablaban de la operación jaque pastor, una estrategia que amenazaba su liderazgo.

Un desencuentro político severo, duele" decía Pablo Iglesias sobre la ruptura. Dos estilos de hacer política. Iñigo Errejón más moderado, Pablo Iglesias más combativo. Los gestos empezaron a torcerse y la negativa de Iglesias a pactar con el PSOE les dividió.

También la alianza con Izquierda Unida, apuesta de Iglesias, con la que perdieron votos. Deslealtades, desconfianza. Finalmente midieron sus apoyos en Vista Alegre 2 y ganó Pablo Iglesias. El abrazo sonaba a despedida.

La amistad se resquebrajaba. Iñigo Errejón se fue con Carmena a la política regional en la Comunidad de Madrid, curiosamente donde el destino ha llevado a Pablo Iglesias a necesitar la unión, con la formación de Iñigo Errejón.

Publicidad