Publicidad

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias se corta la coleta y renuncia a un 'símbolo político' con el cambio de look

Pablo Iglesias se corta la coleta, un símbolo político durante sus años de actividad pública, y sorprende con un nuevo look tras dejar la política

En resumen

El exvicepresidente segundo Pablo Iglesias Turrión ha sorprendido a todos este miércoles con su nuevo look. El ex líder de Unidas Podemos se ha cortado su famosa coleta, con la que saltó a la fama y con la que siempre se le ha conocido.

El corte de pelo de Pablo Iglesias llega apenas unos días después de que dejase de forma oficial la política, tras el mal el resultado cosechado por Podemos en las elecciones de Madrid.

El periódico La Vanguardia ha avanzado la primeras fotos de un Pablo Iglesias con el pelo corto. Según la noticia de dicho diario, el exvicepresidente ya había comentado hace un año el deseo de cambiar de look de forma drástica, aunque al final optó por el recogido de moño.

Tras los resultados del 4M en Madrid, Pablo Iglesias compareció en la sede de Unidas Podemos en Pueblo Nuevo, donde explicó ante la prensa su decisión de abandonar su carrera política.

El exlíder de la formación morada explicó que "cuando los resultados son los que son y que te hayan convertido en un chivo expiatorio hacen que tu papel se vea limitado, uno tiene que tomar decisiones sin contemplaciones: Dejo todos mis cargos, dejo la política institucional".

El nuevo look de Pablo Iglesias tras cortarse la coleta | Dani Gago

Una decisión drástica que ha llevado a todos los ámbitos, incluido el estético. El propio Iglesias admitió que la izquierda había "fracasado" en esos comicios y que estaba "muy lejos" la posibilidad de un Ejecutivo alternativo.

Entre otros factores para justificar su abandono, dijo que la derecha le había convertido "chivo expiatorio" que "anima los instintos más oscuros" de quienes "odian la democracia".

Una decisión que se remonta a 2014

"El asunto de look de Iglesias e incluso la conveniencia de que se cortase la coleta ya fue un discutido, dentro y fuera de Podemos, inmediatamente después de las elecciones europeas de 2014 y antes de concurrir a las generales de 2015, pero Iglesias prefirió entonces mantener su emblemática imagen", explica La Vanguardia sobre el corte de pelo de Pablo Iglesias.

"La cuestión volvió a suscitarse con ocasión de su entrada en el Gobierno de coalición en calidad de vicepresidente segundo, pero tampoco entonces el debate prosperó".

En cualquier caso, con el corte de coleta de Pablo Iglesias se va, para bien o para mal, parte reciente de la historia política española.

Publicidad