Pablo Casado posaba minutos antes de comenzar el partido de la Selección española con una camiseta de La Roja con su nombre ante el logotipo del Partido Popular y dando un beso al escudo de la camiseta. Horas antes presentaba en Génova, en la sede del partido, sus 5.000 avales para acudir como candidato al próximo congreso del PP.

 

Justamente hoy, Pablo Casado también ha denunciado un nuevo intento de debilitar su imagen al trascender nuevas acusaciones sobre la oficialidad de su máster.