El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.

Publicidad

Cataluña

Oriol Junqueras, ante la revocación del tercer grado a los independentistas del procés: "El Supremo dicta venganza de nuevo"

El Tribunal Supremo ha sentenciado que revoca la posibilidad de decretar el tercer grado a los nueve presos del 'procés' en Cataluña al considerarlo prematuro.

Los presos políticos independentistas condenados por la sentencia 'procés' han criticado la decisión del Tribunal Supremo de revocarles el tercer grado que les habían concedido la justicia catalana.

El TS ha considerado que la medida aplicada a los nueve presos independentistas era prematura. Ante esto, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha acusado al Tribunal Supremo de dictar "venganza de nuevo" tras la revocación.

"El Tribunal Supremo dicta venganza de nuevo. ¡Un abrazo enorme, Carme (Forcadell) y Dolors (Bassa)!", ha publicado en un mensaje en Twitter, ya que a partir de ahora ambas perderán el grado de semilibertad.

Forcadell: "Es vergonzo la falta de respecto hacia nosotros"

Carme Forcadell, expresidenta del parlamento catalán, también ha compartido en Twitter su opinión sobre la decisión del TS donde ha indicado por Twitter que "como siempre nos hemos enterado de que tenemos que entrar en prisión por los medios de comunicación. Es vergonzosa la falta de respeto hacia nosotros y nuestras familias".

Cuixart: "Hoy más que nunca; amnistía y autodeterminación"

Jordi Cuixart también ha criticado la sentencia. "No lo olvidemos; los presos y los exiliados no somos la visualización de ninguna derrota. Hoy más que nunca; amnistía y autodeterminación. Serenidad, coraje y ni un paso atrás. Viva Cataluña libre!", indicaba en Twitter. Acompañado de un vídeo donde se ve a Cuixart en diferentes actos en apoyo a los presos políticos independentistas.

Josep Rull también ha opinado en Twitter donde ha indicado que "lo dijimos desde el primer día: el TS no le preocupa ni la justicia ni los derechos civiles, sólo el escarmiento. La revocación del tercer grado es un castigo político, por nuestra ideología. Cada día que pasa, el estado de derecho se desmenuza un poco más".

Desde el Supremo han indicado que ven preciso que transcurra más tiempo para evaluar la propuesta sobre conceder el tercer grado, al tratarse de condenas elevadas entre los 9 y 13 años de pena.

Publicidad