120.00

Publicidad

Caso Dina Bousselham

Nuevas revelaciones obligan a la fiscalía a investigar la relación entre un fiscal y la abogada de Podemos

La compleja trama de investigaciones y revelaciones sobre el robo del móvil de una asesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, tiene un nuevo ingrediente. Aparte de las implicaciones del excomisario Villarejo y la relación del líder de Podemos, Pablo Iglesias, con el caso, ahora se verá si un fiscal ayudó a Podemos.

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha ordenado a la Inspección que investigue de nuevo a los fiscales del `caso Tándem´ sobre las actividades ilícitas del comisario jubilado José Manuel Villarejo, por la relación mantenida por uno de ellos con la abogada Marta Flos Núñez, que es la letrada de Podemos en esta causa y representa a su líder, Pablo Iglesias.

Relación entre tre abogada y fiscal

En una escueta nota de prensa, la Fiscalía ha anunciado que la Inspección "abrirá nuevas actuaciones en orden a la comprobación de las informaciones publicadas y a los efectos oportunos". Sobre la mesa está la relación que habrían mantenido la letrada y el fiscal Ignacio Stampa desde 2018 (el otro fiscal del caso es Miguel Serrano). Esa “amistad íntima” salió a la luz al conocerse el intercambio de mensajes entre la abogada y el jefe del equipo jurídico de Podemos, en los que ella desvelaba el alcance de esa relación y hablaba de intercambio de información sobre la pieza separada `Dina´. Se trata de una de las piezas en las que se dividió el `caso Tándem´ en la que se investiga el robo del móvil de la exasesora de Iglesias Dina Bousselham y la publicación de conversaciones en las que habría participado el líder de Podemos.

La tarjeta del móvil de Dina Bousselham en manos de Villarejo... y de Iglesias

La tarjeta de memoria de ese teléfono móvil acabó en manos de Villarejo y su contenido publicado en medios de comunicación. La Fiscalía, conocedora ya hace tiempo de esa relación, abrió un expediente gubernativo como consecuencia del escrito presentado por una particular, en el que solicitaba que se comprobase la imparcialidad de este fiscal del `caso Tándem´, tras haberse publicado en varios medios de comunicación las conversaciones de Flor con su jefe. Tras realizar las diligencias oportunas, el fiscal jefe inspector decretó el archivo de la investigación, por no hallar ninguna causa que obligara al fiscal a abstenerse y, por tanto, descartó que Stampa hubiera incurrido en una infracción disciplinaria. Por enmedio del caso se supo que la tarjeta del móvil acabó también en manos de Pablo Iglesias, que al cabo de un tiempo la entregó, pero inutilizada.

El chat indiscreto

Según publicó 'El Confidencial', Anticorrupción podría haber filtrado datos de la investigación sobre el teléfono robado a Dina Bousselham antes incluso de que se abriera la pieza `Dina´ del `caso Tándem´. La información detalla que la abogada escribió en un chat del equipo jurídico de Podemos, del que fue expulsada en agosto de 2019, este mensaje: “Tándem. Nos ha avisado ‘Ironman’ (el fiscal) que aparte de nuestra reunión mañana a las 10:00 horas hay declaraciones martes, miércoles y jueves de Iron y Land” (dos piezas de esa macrocausa). `Ironman´ era el sobrenombre con el que la letrada supuestamente identificaría al fiscal Stampa, con el que el equipo legal de Podemos se habría reunido antes de que el juez acordara investigar el robo de la tarjeta de Bousselham, según dicho mensaje. La defensa de Villarejo defiende que Stampa sea expulsado de la causa por presunta revelación de secretos. En la Fiscalía, hasta hace dos días, no veían ese riesgo y respaldaban la actuación del fiscal, pero la fiscal general del Estado ha ordenado ahora reabrir la investigación ante el goteo de datos sobre las conversaciones entre ellos.

Publicidad