Okupas

Nuevas medidas de Ayuso contra la okupación: la Comunidad de Madrid no facturará el agua a los propietarios

Isabel Díaz Ayuso ha anunciado propuestas para respaldar a las personas víctimas de okupaciones. No se les cobrará el agua de la vivienda y pide a los suministradores de luz y gas que hagan lo mismo.

Isabel Díaz Ayuso

Isabel Díaz Ayuso EFE

Publicidad

La Comunidad de Madrid no facturará el agua a los propietarios víctimas de okupaciones. Tratan así de aliviar los gastos de las personas cuyas casas estén okupadas de forma ilegal. Lo ha anunciado Isabel Díaz Ayuso en el pleno de la Asamblea de este jueves.

Además, la presidenta de la Comunidad de Madrid pide a las empresas suministradoras de luz y gas hacer lo mismo. Desde el gobierno regional también contemplan estudiar otras medidas, como ofertar una vivienda temporal si las personas afectadas por okupaciones no tienen donde vivir hasta que se resuelva el proceso judicial.

Estas medidas se anunciaron ayer durante el Pleno en la Asamblea de Madrid. Y según la presidenta de la Comunidad no serán las últimas. En todo el territorio regional, y según los datos que se expusieron en pleno, más de 4.300 viviendas están okupadas de forma ilegal.

"El Gobierno de la Comunidad de Madrid está absolutamente en contra de la ocupación porque es un delito y aunque no tenemos competencias para ello, hemos puesto en marcha la oficina contra la okupación, con la que estamos tratando de herramientas y asesoramiento a policías locales y asistencia a víctimas del delito", defiende Díaz Ayuso.

También se ofertarán viviendas temporales para los propietarios

Sobre la oferta temporal de viviendas para los propietarios Ayuso asegura que se va a estudiar. Sería un recurso en caso que las víctimas de okupaciones no tengan dónde residir hasta que se resuelva el recurso. Aseguran "que la okupación, el comercio ilegal y la inseguridad ciudadana lastran la economía, el empleo y el turismo". Y añaden desde el gobierno de la CAM que no se puede permitir porque "aquí no sobra nadie, ni las personas con patrimonio ni los turistas, ni las personas que crean puestos de trabajo".

Ya en el debate del estado de la región, celebrado a principios de septiembre, Isabel Díaz Ayuso anunció que se tomarían más medidas para luchar contra la okupación ilegal en la Comunidad de Madrid. En la primera sesión adelantó algunas propuestas. Por ejemplo, considerar a las propietarios de casa okupadas como víctimas de delito. Esta consideración permitiría que los afectados puedan acudir a las Oficinas de Asistencia de Víctimas de Delitos que están dispuestas en la Comunidad y recibir en ellas ayuda legal o psicológica.

Publicidad