Publicidad

Amenazas

Novedades en el caso de las amenazas por carta: balas militares en desuso y buzón localizado

Se van conociendo más detalles sobre las cartas con amenazas de muerte enviadas la semana pasada a Fernando Grande-Marlaska, Pablo Iglesias y María Gámez

La policía ya ha localizado el buzón desde el que, la semana pasada, se enviaron las cartas con cartuchos de bala y amenazas de muerte al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, al ministro de interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la directora general de la Guardia Civil, María Gámez. Así lo ha publicado este martes el diario La Razón.

Las autoridades están ahora intentando localizar las cámaras de seguridad colocadas alrededor de la zona en la que supuestamente se enviaron las misivas con amenazas de muerte. Todas se depositaron en el mismo buzón y de ahí fueron a parar al edificio de Correos del distrito de Vallecas.

Pero no es la única novedad del caso. Este martes también se ha sabido que los cartuchos de bala que había en el interior de las cartas con amenazas son de fabricación militar, muy habituales en los años 80 pero ya en desuso.

Hipótesis principal

La policía sigue sosteniendo como hipótesis principal que una misma persona envío todas las cartas con amenazas, mientras sigue tratando de averiguar por qué no se detectó el contenido de los sobres ni en Correos ni en la sede del Ministerio de Interior.

En cuanto a la navaja recibida el lunes por la ministra de Turismo, Reyes Maroto, ayer mismo se supo que las autoridades habían localizado al individuo que envió el sobre, un acontecimiento que, según la Policía, no guarda relación con las otras tres amenazas.

Publicidad