Publicidad

Detención Pablo Hasél

Ningún negocio de una calle de 300 metros de Barcelona se 'salva' de los destrozos tras las protestas por la detención de Pablo Hasél

Todas las tiendas, entidades bancarias e incluso semáforos de una calle de 300 metros de Barcelona han sufrido algún desperfecto durante las concentraciones por la detención del rapero Pablo Hasél.

Todas las tiendas y negocios a lo largo de una calle de solo 300 metros de la zona Jardinets de Gracia, en Barcelona, tienen algún desperfecto tras las violentas protestas por la detención del rapero Pablo Hasél.

Las tres entidades bancarias que hay están destrozadas, no queda ni un cajero, rompieron todos los cristales de las oficinas. Hay además pintadas en los comercios en las que puede leerse 'Libertad Hasél' y el suelo todavía se aprecian las señales de las barricadas que montaron los manifestantes.

Las concentraciones convocadas en apoyo al rapero han concluido con 14 detenidos y varios heridos durante las cargas y altercados registrados en varios puntos de Cataluña y Valencia. Se han registrado incidentes en varias ciudades catalanas como Barcelona, Girona, Lleida, Vic, Reus, así como en la ciudad de Valencia.

El arresto del rapero a primera hora de este martes en la Universidad de Lleida donde se había encerrado para evitar ser detenido para cumplir la pena de prisión a la que le condenó la Audiencia Nacional ha llevado a la convocatoria de varias concentraciones de apoyo en distintos puntos de la geografía española.

Publicidad