Nicolás Redondo Terreros

Publicidad

Nicolás Redondo Terreros

Nicolás Redondo Terreros contesta a Pablo Iglesias que no tiene "caradura moral" para hablar de "éxito de la democracia" cuando él "estaba en las Herriko-tabernas"

Nicolás Redondo Terreros ha enviado un comunicado en el que carga duramente contra Pablo Iglesias del que cree "no tiene caradura moral para decir qué es un éxito o un fracaso para la democracia española" después de que el vicepresidente haya dicho que "es un éxito de la democracia" que Bildu esté en las instituciones y mantiene Redondo que Iglesias "prefiere la democracia venezolana de Maduro" porque "la democracia social-liberal necesita un mínimo de concordia y él es un predicador de odios y divisiones".

Nicolás Redondo Terreros se une a las voces críticas de las vieja guardia socialista hacia el gobierno de coalición y lo hace cargando duramente contra el vicepresidente segundoPablo Iglesias. El exdirigente del Partido Socialista en el País Vasco ha contestado al líder de la formación morada que el "éxito de la democracia fue derrotar a ETA", y no como Iglesias afirmó que el hecho de que Bildu forme parte de las instituciones se trata de un "éxito de la democracia".

En un comunicado, Redondo ha criticado que en el triunfo de vencer a ETA no estuvo Pablo Iglesias. "Él estaba en las Herriko-tabernas alabando a la banda terrorista y a sus cómplices". Además ha acusado al vicepresidente por defender la oposición de la banda terrorista a la Transición "cuando su único legado era los asesinatos, los secuestros y las extorsiones".

Redondo Terreros considera un "grave peligro" que Pablo Iglesias forme parte del Gobierno y pide que sus declaraciones no confundan a la ciudadanía. "Solo podremos hablar de éxito si vuelve a la oposición sin que sus fantasías revolucionas se hayan cumplido".

Sobre el apoyo de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado 2021 el exdirigente socialista señala que la dependencia del Ejecutivo hacia la formación abertzale muestra el "fracaso de la capacidad de acuerdo y negociación". Eso sí, ha apuntado que no habla de su ilegalización ya que "su legitimidad legal es símbolo de la derrota de ETA", aunque la necesidad de ellos para gobernar, a su juicio, es un fracaso político. También lo es moral porque "el Gobierno se apoya en un partido que sigue reivindicando la historia de "sangre y fuego" de ETA".

Para Redondo, el también ministro de Asuntos Sociales y Agenda 2030 "no tiene caradura moral para decir qué es un éxito o un fracaso para la democracia española" y ha argumentado que este "prefiere la democracia venezolana de Maduro" porque "la democracia social-liberal necesita un mínimo de concordia y él es un predicador de odios y divisiones".

Publicidad