La senadora del PP Esther Muñoz ha reprochado este martes en el pleno de la Cámara Alta al Ministerio de Justicia los quince millones de euros que destinará de su presupuesto a la memoria histórica, para "crear una verdad de Estado" y para que "desentierren unos huesos".

Sus palabras han sido recibidas con abucheos desde los escaños socialistas, y la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha tachado su comentario de "absolutamente indigno" de la Cámara, tras lo cual Muñoz ha comparecido ante los periodistas para explicar que se refería al proyecto de exhumar el cadáver de Franco, y no "a la gente que está en las cunetas".

"No me estaba refiriendo a esa gente; obviamente, me estaba refiriendo a que se están dedicando a desenterrar a Franco, que no le importa a nadie, en vez de a mejorar los salarios y a la justicia, que es lo que verdaderamente hace falta hoy", ha subrayado Muñoz, quien ha señalado que la bancada socialista "se ha puesto un poco nerviosa" al no entender sus palabras.

De hecho, el portavoz del grupo socialista, Ander Gil, ha considerado que la intervención de Muñoz ha sido "absolutamente inaceptable" y "una falta de respeto a la memoria de tantos miles de españoles que dieron su vida por defender la democracia y con los cuales esta democracia tiene una deuda".

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Senado, ha estimado que, si una senadora se hubiera referido con semejantes palabras en Alemania a las víctimas del Holocausto nazi, "lo mínimo que habría tenido que hacer es dimitir" y ha enmarcado las palabras de Muñoz en "el PP radicalizado" de Pablo Casado.

La ministra de Justicia, en el hemiciclo, ha criticado también con dureza su comentario, convencida de que Muñoz, "por juventud o por convicciones, no va a entender nunca" lo que es la memoria democrática.

El incidente ha tenido lugar durante la sesión de control al Gobierno, cuando la senadora del PP ha pedido a la ministra un diagnóstico de la justicia en España y ha criticado el proyecto de presupuestos. Ha denunciado en concreto que el proyecto prevea convocar 100 nuevas plazas para jueces y fiscales y, aunque el Ministerio ha señalado ya que se trató de "un error" y que serán 500 plazas, le ha recordado que sólo rectificó cuando las asociaciones de jueces y fiscales le dijeron que era un despropósito.

Donde no ha habido "error", ha añadido, es en el presupuesto para las políticas de memoria histórica: "15 millones de euros destinados a que ustedes desentierren unos huesos en lugar de mejorar a los jueces y fiscales", ha recalcado.

La senadora popular ha vuelto a pedir la dimisión de Delgado, quien ha cargado contra sus antecesores en el Ministerio.