Partido Popular

Una mujer transexual de Valencia, primera rival de Alberto Núñez Feijóo para presidir el PP

"No pediré el voto de los afiliados por ser mujer transexual, sino para que una mujer transexual sea presidenta del Partido Popular", ha anunciado.

Alexia Herranz durante la presentación de su precandidatura a la presidencia del PP

Alexia Herranz durante la presentación de su precandidatura a la presidencia del PP Efe

Publicidad

Alberto Núñez Feijóo ya tiene un primer rival en la carrera para hacerse con la presidencia del PP. Se trata de Alexia Herranz, una mujer transexual de Gandía (Valencia), que ha anunciado este jueves su candidatura.

Feijóo, al que todos dan como ganador de estas primarias, anunció su candidatura de forma oficial el martes (aunque su nombre sonaba desde hacía días para sustituir a Pablo Casado, a quien la crisis interna del PP se ha llevado por delante) y solo ha tenido que esperar un día para conocer a su primera competidora.

Herranz, de 29 años, ha informado de su intención de solicitar los apoyos necesarios para presentar su candidatura a la presidencia nacional del PP en el XX Congreso que se celebrará en Sevilla los próximos 1 y 2 de abril.

Según asegura, su candidatura ya tiene los avales necesarios para optar a la presidencia del Partido Popular y está dispuesta a realizar una campaña "emocionante y con mucho corazón, en positivo, y siempre cerca de los afiliados".

Militante del PP desde 2017

Herranz milita en el PP desde 2017, y decidió afiliarse, según explica, cuando esta formación votó en el parlamento autonómico "en contra de la Ley Valenciana para la Libre Autodeterminación e Identidad de Género".

"Esta propuesta nace de los afiliados de base, no de ningún cargo o afiliado, sino de quienes reparten folletos y pegan carteles. Es momento de que nuestra voz sea escuchada, no para hacer frente a nadie, sino para sumar. Hemos de hacer ver que todas las orientaciones están representadas, porque ya somos militantes, hay que romper tabúes y armarios dentro del partido, y llegaremos todo lo lejos que nos dejen", ha añadido, en declaraciones recogidas por la agencia Efe.

La precandidata ha admitido que realmente su meta no es ser presidenta del PP, algo que le haría "mucha ilusión", sino "conseguir que se demuestre que somos personas luchadoras y quizá en 20 años personas LGTBI estén al frente del PP".

Publicidad