52.850667

Publicidad

SENTENCIA JUICIO PROCÉS

Mossos, Policía y Guardia Civil extreman su coordinación ante la sentencia del 'procés'

El Ministerio del Interior enviará cerca de mil efectivos policiales antidisturbios para garantizar la seguridad en Cataluña. El traslado, que se hará de forma escalonada, pretende evitar que se altere el orden público una vez se haga pública la sentencia del juicio del 'procés'.

La cúpula de los Mossos d'Esquadra, la Guardia Civil y la Policía Nacional en Cataluña han acordado medidas para extremar la coordinación de sus operativos ante las movilizaciones que puedan organizarse con motivo de la sentencia del 'procés', en una reunión celebrada este martes en Barcelona.

Según han informado fuentes conocedoras de la reunión, responsables de los tres cuerpos policiales han estado planificando mecanismos de coordinación para hacer frente a posibles incidentes en las manifestaciones y proteger edificios e infraestructuras sensibles, para lo que el Ministerio del Interior ha reforzado sus efectivos con más de dos mil agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

El encuentro de este martes forma parte de la ronda de reuniones que mandos de los tres cuerpos policiales están manteniendo en los últimos días para preparar la respuesta a posibles incidentes ante una eventual condena del Tribunal Supremo a los líderes del "procés". En la reunión se ha acordado que agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado se hagan cargo de la vigilancia de determinados edificios o zonas críticas en los que los Mossos d'Esquadra han solicitado refuerzos de seguridad por posibles problemas de orden público.

La planificación en que trabajan los cuerpos policiales incluye el refuerzo de la vigilancia en edificios de titularidad estatal, como la sede de la Delegación del Gobierno, así como en infraestructuras clave como el aeropuerto o las estaciones de tren, y otros puntos susceptibles de ser blanco de incidentes, como el Parlament de Cataluña. Para ello, en los últimos días se han desplazado a Cataluña un total de 28 unidades de intervención policial (UIP), que cuentan con cerca de 44 agentes cada una, mientras que la Guardia Civil ha destinado a cerca de 900 funcionarios.

Según esta previsto, las reuniones de coordinación operativa entre los responsables policiales proseguirán en los próximos días, en función de la evolución de los acontecimientos. Ya desde antes del segundo aniversario del 1-O, también los Mossos d'Esquadra incrementaron sus operativos de orden público -agrupados en el llamado dispositivo "Minerva"- al considerar que puede haber aumentado el riesgo de incidentes en las protestas independentistas, en un otoño que prevén tenso por la sentencia del Supremo.

Publicidad