El mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero ha sido el gran protagonista de esta semana en el Juicio del 'Procés'. En su declaración ha sorprendido la dureza con la que ataca a los líderes políticos de la Generalitat y como se ha exculpado de toda culpa durante el desafío independentista del 1 de octubre.

"Les trasladamos una preocupación por el orden público y la seguridad ciudadana en el sentido de que iba a haber, muy probablemente, dos millones de personas en la calle” declaraba Trapero ante el Tribunal. Una situación que podría ocasionar según el Mayor de los Mossos “conflictos graves de orden público y de seguridad ciudadana”.

Trapero también desveló que los Mossos tenían previstas acciones para detener a Puigdemont, si se llegaba a declarar la independencia. "Íbamos a cumplir con la ley que no se equivocasen con nosotros", es lo que le dijo el mayor de los Mossos a Puigdemont durante el Referéndum del 1 de octubre.

Una actitud muy parecida a la que mostraron otros dos mossos días antes en su declaración en el Tribunal Supremo. Marcan distancia con los políticos y confiesan que advirtieron al Govern de que el Referéndum del 1 de octubre era ilegal y que debían obedecer a la justicia. “Podía haber incidentes, podía haber conflictos” insistió el Comisario de los Mossos, Emili Quevedo.

"No habrá ningún cambio en nuestros planes de carácter político" es lo que les dijo Puigdemont según Quevedo.