120.00

Publicidad

Coronavirus

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, defiende el nuevo estado de alarma porque "estamos ante semanas muy duras y unas fiestas distintas"

Debate en el Congreso de los Diputados de la prórroga del estado de alarma por seis meses, protagonizado por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante la expansión de los contagios de coronavirus.

En resumen

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comenzado la defensa de la prórroga del estado de alarma hasta mayo de 2021 dando el pésame a las víctimas del coronavirus y recordando a sus familiares y a los sanitarios. A los ciudadanos, "comienzan a estar cansados", les ha dicho que "estamos ante unas semanas que van a ser muy duras". Recuerda que el anterior finalizó a finales de junio porque el Gobierno no consiguió los votos suficientes para seguir ampliándolo.

Escenario muy preocupante

Recuerda los panes desarrollados hasta ahora y, una y otra vez, que son las comunidades las encargadas de las medidas de control de la pandemia, aunque el Gobierno coordine o refuerce su trabajo. Ya hay 5 millones de descargas y dentro de poco será operativa con las de otros países europeos.

En estos momentos casi toda España está en riesgo alto o muy alto por casos por cada 100.000 habitantes y número de positivos. La media nacional es de 452, solo se salva Canarias. Y el 25% de las camas UCI están ocupadas por enfermos de coronavirus. Por lo tanto el escenario "es muy preocupante", sobre todo ante el próximo invierno. Lo que, según Illa justifica la declaración del estado de alarma, además de que lo habían pedido varias comunidades. Achaca la mayor parte de los contacto de riesgo a las reuniones privadas y sobre todo en horario nocturno.

Reclama apoyo de todos

Emplaza al Partido Popular a decidir si está con el Gobierno y lo que hacen otros países para dar una respuesta contundente a la pandemia, "la mejor señal a los españoles es la unidad con esta medida excepcional", o con los que solo se oponen como la ultraderecha.

Illa reconoce que será difícil conseguir vacunas y suficiente cobertura para la inmunidad de grupo "en los próximos meses".

Pedro Sánchez, en el escaño

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asiste al Pleno del Congreso, pero ha dejado al responsable de Sanidad explicar el decreto. El jefe del ejecutivo ha sido cuestionado en los últimos días por no defender personalmente desde la tribuna la prórroga del estado de alarma acordado en todo el territorio nacional, a excepción de Canarias.

Desde formaciones como el PP se censuró que Sánchez ni se "digne" a acudir al Congreso para presentar el decreto que estará en vigor hasta el próximo 9 de noviembre y solicitar su prórroga.

Votación sin problema para el Gobierno

El Gobierno tiene asegurados los votos para sacar adelante la prórroga de seis meses (hasta el 9 de mayo), ya que solo requiere para ello mayoría simple. Avanzaron su apoyo 171 diputados. Además de PSOE y Unidas Podemos, lo apoyan Más País-Equo, Compromís, PNV, Coalición Canaria, Nueva Canarias, el Partido Regionalista de Cantabria y los cuatro diputados del PDeCAT, que por primera vez podrían votar distinto de sus compañeros de JxCat. Vox ha dicho desde el principio que votan en contra, mientras que el PP, que defiende que el estado de alarma se prorrogue hasta antes de Navidad y Sánchez comparezca cada 15 días, ha anunciado que opta por la abstención.

Ciudadanos siempre ha defendido la aplicación de esta medida y apoyó todos los anteriores, pero cree que Sánchez debería estar sometido a un mayor del Congreso y no descarta pasarse a la abstención.

Aunque prefieren no desvelar el sentido de su voto hasta el final, la prórroga podría contar también con el apoyo de ERC, que ya ha pactado con el PSOE la aprobación de la enmienda que someterán a votación.

Esa propuesta de resolución obliga al presidente Pedro Sánchez a rendir cuentas cada dos meses de la aplicación del estado de alarma, aunque sin votación, y establece que tras cuatro meses de prórroga (9 de marzo), la Conferencia de Presidentes, previo acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud, pueda decidir, a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos y sociales, si lo levanta o lo mantiene hasta el 9 de mayo.

Publicidad